Muchas de las personas que se inician en el modelo de negocio dropshipping dudan de si les conviene o no facturar sin ser autónomo. A continuación te arrojamos algunas pistas de como puedes hacer dropshipping sin facturar de forma legal según la legislación española.

Normalmente, los que ejercen una actividad por cuenta propia, como el vendedor de una eCommerce con dropshipping, y no saben si facturar sin ser autónomo es porque aún no generan los ingresos suficientes como para que les resulte rentable dar el paso.

Primero, debes saber que en España hacerse autónomo a través del Régimen Especial de Trabajadores Autónomos(RETA) tiene un coste de unos 260 euros al mes, aunque, eso sí, para la base de cotización mínima de 875 euros. Un gasto en ocasiones demasiado alto para los que están empezado con una tienda online con dropshipping.

Aunque a priori es obligatorio darse de alta en el RETA para las personas que trabajan en un proyecto propio, no es del todo necesario si la actividad que llevamos a cabo no es considerada un medio de vida. Es decir, hay en este sentido un máximo de ingresos que podemos alcanzar para facturar sin ser autónomo que fija el Indicador Público de Renta  de Efectos Múltiples. En el año 2014, 7.455 euros.

De manera que si tu tienda dropshipping no genera más ingresos de la cantidad citada anteriormente, no tendrías, en principio, que hacerte autónomo, pero sí declarar tus ingresos y el IVA cada tres meses. ¿Y qué dicen la Seguridad Social y Hacienda a todo esto?

Seguridad Social y Hacienda

Según la Seguridad Social, cualquier persona que ejerza de forma habitual, personal y directa una actividad económica a título lucrativo, sin sujeción a contrato de trabajo, está obligada a darse de alta como autónomo en el RETA. Además, este régimen es compatible con otro tipo de regímenes, de forma que una persona puede hacerse autónoma y al mismo tiempo trabajar por cuenta ajena.

No solo los emprendedores que venden productos a través de una tienda online con dropshipping responden al perfil tipo de los trabajadores autónomos de la Seguridad Social, sino también los escritores de libros, los socios trabajadores de las Cooperativas de Trabajo Asociado o, por ejemplo, los socios de comunidades de bienes y sociedades civiles irregulares.

Por su parte, para Hacienda lo más importante es que todos los individuos declaren los ingresos que perciben, independientemente de si lo hacen como autónomo o no, esa cuestión la dejan en manos de la Seguridad Social. ¿Aspectos que tendremos en cuenta aquí para nuestro negocio? La declaración de operaciones con terceras personas, el tipo de IVA y el certificado de contratistas o subcontratistas, entre otros.

Consejos y recomendaciones

Hay diferentes vías que puedes tomar si te estás cuestionando si facturar sin ser autónomo, aunque todas penden mucho de la situación en la que te encuentres. Una de estas vías es reunir facturas durante un periodo de tiempo determinado y hacernos autónomo sólo durante ese tiempo. No es muy aconsejable para una tienda dropshipping, pues no es posible controlar ni medir el nivel de pedidos en nuestro sitio web durante un periodo específico.

También puedes probar a facturar mediante la empresa de un tercero, normalmente un amigo o conocido, o una cooperativa de facturación, a quien deberíamos abonar una cantidad o parte de nuestros ingresos. Si trabajas, por ejemplo, para un solo cliente, es posible negociar un contra laboral de carácter temporal. Es una manera de ahorrarnos el pago a la Seguridad Social, aunque renunciando a parte de los ingresos.

Si decides darte de alta únicamente en Hacienda, sólo pagarás los impuestos relacionados con tus ingresos, pero deberías tener en cuenta las condiciones que debes cumplir y que te hemos comentado más arriba en este artículo.

Queremos dejar claro que a pesar de lo mencionado en este artículo se ha de confirmar toda la información con un especialista en este tipo de temas, ya que son los profesionales legales los que deben de guiarle en este proceso.